Recomendados

lunes, 14 de septiembre de 2009

VAPOR-CUÉ - EMBARCACIONES PARAGUAYAS EN LA TRIPLE ALIANZA

HISTORIA Y ARQUELOGÍA MARÍTIMA
Crónica del Segundo viaje de Investigación de HISTAMAR
Paraguay-Noviembre de 2005
Por GUIDO ANDRÉS SEIDEL
El sitio es publicado por CARLOS MEY – MARTÍNEZ, ARGENTINA
.
** Desde Clorinda pasamos a Paraguay y nos alojamos en la Embajada Argentina en Asunción. Se trata de una ciudad muy extensa (según como se considere su zona urbana entre 1.5 y 2.5 millones de almas) donde se mezcla la opulencia extrema con la miseria extrema. En pocas ciudades que conozco he visto tantas avenidas con mansiones que parecen haber salido de un cuento de las Mil y una Noches, y el contraste de fétidas chabolas a 10 metros detrás de la Casa de Gobierno.
** En una plaza detrás del nuevo edificio del Congreso encontramos un enorme cañón histórico. Nos sorprendimos al observar la forma de hexágono en espiral de su ánima, que nos recordó la gran cantidad de proyectiles de esa forma empleados en la guerra 1865-1870 que habíamos visto en Isla del Cerrito el año pasado (ver artículo del autor en Histarmar). Suponíamos que esos proyectiles los tiraban los cañones brasileros pero comprobamos de ésta manera que también los cañones paraguayos usaban ésta munición. No había duda posible sobre la procedencia del cañón ya que en uno de sus muñones tenía un cuño donde aún se podía leer claramente “Arsenales de Asunción – 1867” y la pieza era identificada como la N° 55.
** Ese mismo día conocimos a un notable personaje con el cual tendríamos intenso contacto durante toda nuestra estadía. Se trataba del Capitán de Navío de la Armada Paraguaya en situación de retiro don JAIME GRAU y que de todo el material de que dispone no se guardó nada ni nos escatimó ningún tipo de información.
** Además de militar retirado es perito y constructor naval y con sus 73 años una enciclopedia viviente en lo que hace a la historia de su país. Casado cuatro veces, trata de redondear su haber de retiro realizando excelentes artesanías sobre temas navales desde cuadros con nudos marineros, modelos parciales y totales de barcos y demás exquisiteces como para hacérsele agua la boca al conocedor de este tipo de cosas.
** Distante unos 120 kilómetros al noreste de Asunción, la localidad de Caraguataý es un sitio emblemático en la historia paraguaya y para explicar eso tenemos que hacer la primera inmersión en uno de los conflictos más sangrientos e inútiles de la historia americana y que desangró a cuatro pueblos hermanos: la Guerra de la Triple Alianza entre 1865 y 1870.
** Enfrentada a Brasil, Uruguay y Argentina, Paraguay fue paulatinamente perdiendo posiciones en acciones como Humaitá, Riachuelo y demás hasta que los aliados tomaron Asunción y con eso el control del pais. En lugar de aceptar razonables condiciones de rendición López inició una desesperada retirada hacia el noreste con asiento precisamente en Caraguatay.
** En esa localidad se conserva la casa donde vivió algunos meses en compañía de su amante irlandesa Madame Elisa Lynch, y en las cercanías hay un sitio conocido como Ycuá Ramirez donde hay un monumento alusivo.
** El lugar ha sido recuperado como lugar histórico y puesto bajo la responsabilidad de la agrupación de Scouts Navales quienes están haciendo un excelente trabajo.
** En el predio se encuentra un manantial protegido por una bóveda de mampostería y se dice que de él se aprovisionaban de agua las tropas de López durante su estadía.
**/**
VAPOR-CUÉ
** La armada paraguaya había perdido gran cantidad de unidades y con los pocos que quedaban se inició una epopeya marina que culminó en VAPOR-CUÉ. Siguiendo órdenes de López, seis barcos a vapor ascendieron el río Paraguay, continuaron por un afluente llamado Manduvirá y luego por otro más angosto llamado Yhaguy. Se internaron casi cien kilómetros tierra adentro! Los últimos tramos se hicieron arrastrando los barcos a la sirga, o sea remolcándolos desde las orillas. Y no eran unos barquichuelos!
** Cuenta la historia que cuando esa maniobra de distracción no dio resultado y las tropas aliadas se aproximaban, López dio órdenes de incendiar y hundir los barcos desde el promontorio de José Ramírez donde se encuentra el monolito alegórico.
** López finalmente fue muerto por un ignoto soldado brasileño en Cerro Corá mucho más al norte y la debacle se cernió sobre el devastado país. Los seis barcos quedaron olvidados en el tiempo y se fueron enterrando en el limo del río Yhaguy. Los pobladores fueron depredando los elementos de valor e incluso se retiró una máquina de vapor completa de una de las unidades para propulsar un ingenio azucarero.
** Durante muchos años los restos y especialmente las grandes calderas fueron una parte más del paisaje de la llanura hasta que en los años ´70 y hasta el ´83 se inició un operativo de recuperación y puesta en valor cuyos resultados hacen lanzar exclamaciones de asombro al visitante.
** La primera impresión es de incredulidad ante el hecho innegable que barcos de semejante tamaño hayan podido ser maniobrados en un curso de agua tan estrecho. Y la segunda impresión es justamente verlos en medio de un ambiente tan poco marino como esta llanura, ubicados sobre sus pedestales.
.
EL RÍO YAGHUY EN LA ACTUALIDAD
** Para el apasionado por el material naval antiguo es más o menos como dejar solo a un chico en una juguetería bien surtida. Robustos cascos de acero y nobles maderas que otrora formaban cascos, enormes calderas, motores a vapor razonablemente enteros, ruedas de paletas y un sinfín de accesorios recuperados son un testimonio irrebatible sobre los avances tecnológicos ya en uso hace un siglo y medio. Y nosotros nos creemos que solo las últimas generaciones inventaron la pólvora, ja, ja.
** Hay dos barcos de hierro, el “ANHAMBAY” a ruedas laterales tomado a los brasileños y el “PIRAVEVÉ” a hélice, y cuatro de madera (“RIO APA”, “YPORÁ”, “SALTO DEL GUAYRA” y “PARANÁ”), cuyos maderámenes semipodridos está expuesto y lamentablemente sometido a la inevitable degradación del material que ha estado mucho tiempo sumergido. Junto a cada montón de maderos están las respectivas calderas, y las partes de las máquinas a vapor y de las ruedas de paletas que sobrevivieron a las sucesivas depredaciones. El barco más grande tiene 42 metros de eslora y el menor 20, lo que da una idea de tamaño y las dificultades de maniobrarlos en un río apenas más ancho que la manga del barco más grande.
** Para tener acceso a los pecios se realizaron obras hidráulicas de desviación del río, se retiraron los barcos por partes que después se volvieron a unir en sus lugares definitivos y finalmente se volvió el río a su cauce normal. Todo el gran playón donde se exponen los barcos ha sido levantado para que siempre estén a salvo de las máximas crecidas del Yhaguy.
** Dado que habíamos llevado nuestros GPSs realizamos una mínima y casi simbólica contribución accediendo al pedido de don Jaime de marcar los puntos exactos de donde se habían extraído los barcos y la distancia que había ente cada uno de ellos y así como la distancia total que ocupaba el campo de restos.
.
TOMANDO MARCACIONES GPS
** Finalizada nuestra lucha con el calor, los mosquitos y los números el amable personal responsable del sitio nos agasajó con una vuelta de sopa paraguaya, especie de tortilla muy rica.
** Nos costó irnos de Vapor-Cué. Había allí una mezcla de sensaciones de deberes arqueológicos cumplidos y reminiscencias de la tragedia que se desarrolló aquí con una treintena de sobrevivientes arrastrando esos barcos por el río con sus perseguidores a tiro de fusil.
** Describir en detalle el lugar y los históricos objetos que lo adornan, su antes y su después y las circunstancias que llevaron a su trágico sino llevaría un artículo entero. Por esa razón aquí solo hago una somera descripción que será complementada con una edición con todo detalle que aparecerá en HISTARMAR en breve
**/**
VAPOR CUÉ - EL SITIO
** Durante la Guerra contra la Triple Alianza, habiendo ocupado los aliados Asunción, los buques de López, ya desarmados de material bélico, huyeron hacia el norte por el Río Paraguay. Una división de la escuadra brasileña al mando del Capitán de Fragata Delfín Carlos de Carbalho, Barón del Pasaje, compuesta por el acorazado BAHÍA y los monitores HALAGAOS, SEARA, PARÁ, PIAHUY y SANTA CATALINA y los cañoneros YBAHY y MEARIM, parten aguas arriba con el propósito de capturar al resto de los barcos de la marina paraguaya, el 5 de Enero de 1869. Sobre todo deseaban recapturar al ANHAMBAY, que había sido asaltado y capturado por los paraguayos en el Matto Grosso por el YPORA y el RÍO APA en el Río San Lorenzo antes de comenzar la guerra, el 6 de Enero de 1865.
.
MONITOR BRASILEÑO
** La escuadra paraguaya, huyendo, entra al río Manduvirá y para trabar la entrada de los brasileños hunde en un recodo, donde se formaba una curiosa bifurcación formando un islote, al buque PARAGUARÍ (o lo que quedaba de él luego de Riachuelo). Las demás naves siguen navegando por el Manduvirá y en el paso "Tobatí Tuyá" (Arroyos y Esteros) hunden la segunda nave, la "YBERÁ" y una chalana, lo que imposibilitó el paso ya que en la margen opuesta existe una restinga con piedras.
.
RESTINGAS EN UN RECODO DEL MANDUVIRÁ
** Los brasileños comprenden que sólo sus monitores pueden seguir navegando y así continúan con mucha prudencia y cautela, dejando los buques acorazados en la desembocadura del río Manduvirá con el río Paraguay. Luego de algunas horas de navegación, encuentran el tercer buque hundido cerca de otra restinga, en la margen opuesta en un lugar llamado Lagunita de las Salinas, que el Vizconde de Ouro Preto denomina el barco como el "Cotitey", siendo en realidad el "MBOITETEY", que estaba estrangulando el pasaje para llegar al Yhaguý.
** Debido a esta operación, los buques brasileños no logran maniobrar y navegan marcha atrás hasta llegar a la desembocadura con el Manduvirá. La falta de profundidad, los obstáculos y lo sinuoso del río les obliga a dejar en el lugar dos barcos en el río Paraguay, frente a la iglesia de Olivares.
** Las naves paraguayas que quedan aún a flote son : RIO APA, PARANÁ, YPORÁ, SALTO DEL GUAIRÁ, PIRABEBÉ y el ANHAMBAY, llegando a un lugar entonces conocido como "Capilla de Caraguataý".
** Al saber el mando paraguayo del ingreso de los buques brasileños al Manduvirá, se encomendó al CF Romualdo Núñez que con un batallón de marina se uniera a un regimiento, para cerrar el paso de retorno a las naves aliadas, en el paso "Garayo". Una vez que las embarcaciones traspasaron el sitio, Núñez mando echar en el mencionado paso carretas encadenadas, gran cantidad de piedras arrancadas del cerrito cercano y gruesos trozos de ramas y madera fresca cortadas de los bosques vecinos; pero los mejores planes dependen de la naturaleza; una fuerte tormenta hizo crecer al río dejando paso a los acorazados brasileños, que sin pérdida de tiempo emprendieron la marcha aprovechando esta ventaja, bajo los fuegos de las tropas paraguayas, que no lograron hacerles daño alguno.
** Mas adelante tres de los acorazados brasileños, con dos vapores chicos, remontaron el Manduvirá hasta frente de la capilla de Caraguataý, con la idea de apoderarse de las naves paraguayas, varadas en aquel puerto. Ante la superioridad numérica de la fuerza aliada y en cumplimiento de órdenes de López, los marinos que las custodiaban les prendieron fuego y huyeron por la rinconada de Saladillo para incorporarse a las fuerzas de López, siendo el 18 de Agosto de 1869.

** VAPOR-CUÉ está situado en el Departamento de las Cordilleras, a 4 kms. de la ciudad de Caraguataý (que vale la pena conocer!) y a 98 kms. de Asunción, por una muy buena ruta asfaltada que de paso hace conocer las bellezas del Paraguay, las sierras boscosas y lugares turísticos como el lago de Ypacaraí y la basílica de Caacupé (aparte de los deliciosos chipá en la ruta).
** Actualmente VAPOR-CUÉ es un parque nacional de 56 Hs, por el que pasa el río Yhaguý, que nace entre las ciudades de Piribebuy y Valenzuela, en la cordillera de Altos. Este río es afluente del Manduvirá y juntos forman un recorrido de 121 kms. En tiempos de creciente es navegable hasta Tobatituyá y en época de estiaje hasta Naranja Jhái. Es un río de llanura y fácilmente se sale de cauce, su corriente es rápida, sinuosa y con muchos obstáculos para la navegación.
.
SITIO WEB http://www.histamar.com.ar/ – ÍNDICE “VAPOR CUÉ”
· El Sitio
· La recuperación
· Fotos de los Primeros Trabajos - 1
· Fotos de los Primeros Trabajos – 2
· Fotos del recupero – 3
· Fotos del recupero - 4
· El Museo ayer y hoy
· Recodos del Yaghuý
· Buques - Río Apa
· Buques – Anhambay
· Buques - Pîrabebé
. Buques - Salto Del Guaira
· Buques - Yporá

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada